sábado, 19 de marzo de 2016

En el peor momento de mi vida

¡Ñia!

Hoy vengo bastante enfadado, ¡falsos!

He quedado el 8º en los Premios 20blogs con 13 únicos votos. ¡Ñiaaa! ¡ELLA (alias la Gorda) quedó 2ª en la misma categoría de los Premios Madresfera! Yo la quería ganar, pero mi gozo en un pozo, ¡ni Cagancho quedó peor en Albacete!

Por eso llevo tres semanas sin escribir, ¡tengo la moral por los suelos!

Bueno, por eso... ¡y por culpa de Maricruz! Ese chucho con cara de fox terrier y aliento de estiércol, aparte de pegarme con regularidad (ya menos), ahora es la favorita. ELLOS dicen que no, pero el otro día la llevaron a la pelu y se dejaron un pastón en ella.

¿¿¿Cuándo han hecho algo similar conmigo en los tres años que tengo??? Por favor, si todos mis collares y correas son de los chinos y la tipa esta en dos meses escasos ya ha tenido más que yo.

La excusa de la Gorda es que soltaba mucho pelo y había que frenar la situación, pero es que encima la bañaron y si no le cortaron las uñas fue porque se negó en redondo.

Por si fuera poco, no se limitaron a raparla, ¡no!, le pagaron un stripping, que es por lo menos tres veces más caro que pasarle maquinilla. Como sé que os ha sonado a chino, porque aparte de falsos y perezosos sois incultos en peluquería canina (menos Poti-Poti, que tiene el título y además ejerce), es una técnica que corta el pelo sano y arranca sin dolor la pelusilla muerta. Al parecer, era lo mejor para su tipo de pelo, pero yo ya no me creo nada.


Antes
Después
En la segunda foto, además, podéis observar el collar y la correa que le compraron el otro día sus padrinos Sheyla y Joni. La pena es que no le pillen un bozal, de paso...


video


Aquí cuando ELLA la fue a buscar. Lo que no está grabado es que a continuación de apagar la camarita, Maricruz se puso histérica y no paró hasta que no le abrieron la portilla que le daba acceso a estar con la Gorda. Que bueno, normal que se encariñe, si no le niegan ningún capricho.  

Si todos estos problemas os han parecido pocos, mi mujer Pulga-Irenota no quiere saber nada de mí porque cree que le soy infiel nada menos que con Maricruz, una perra que ahora es mi hermana y que cuando abre la boca un perverso olor a mierda le provoca náuseas hasta al menos escrupuloso. 

¿Qué más se puede pedir?

Ah, sí, BB me imita ahora. Tú le preguntas:

-BB, ¿cómo hace Timón?

Y él te responde:

-¡Ñiaaa!

Y también ha perfeccionado sus técnicas de maltrato. Ahora tiene un martillo de plástico con el que me pega en la cabeza una y otra vez, mientras se ríe a carcajadas. Así que procuro no acercarme a él, porque paso de salir escaldado.


Este martillo es bastante similar al de BB
Como véis, mi vida es un auténtico drama. No votado, ninguneado, mordido, amartillado, imitado, en general maltratado... 

¡Estoy pasando por mi peor momento!